Ultimas Noticias

Padre Alejandro
Padre José Antonio Fortea Cucurull

Padre Álvaro Sánchez Rueda

Padre Ángel María Pascual

Fray Nelson Medina OP

Padre Joan Carreras

Recent Posts

lunes, 20 de junio de 202016

El Evangelio del dia



martes, 23 de enero de 2018

El cristianismo genera e impulsa cultura, ciencia y progreso

Abarca todas las instancias del hombre, sin que por ello las sofoque ni encorsete.
No es infrecuente que en los medios de difusión observemos el lamento acerca del trato sufrido por la Fe en ambientes hostiles. El modo de vivir la divergencia con las verdades predicadas sobre Cristo es muchas veces muy poco delicado, por no decir hosco e insultante. En la vida pública, con variadas manifestaciones, se percibe que no sabemos discrepar sin herir, máxime cuando tal disonancia toca en el hondón de muchas almas. 
Es habitual que ni Mahoma ni el Judaísmo sean maltratados. Y mejor que sea así. Hay autoridades que no felicitan las Navidades, pero sí lo hacen al comienzo del Ramadán; que no visitan una catedral pero aceptan gustosos el agasajo que les brinda una Logia masónica. Concurre una cuestión de ninguneo, tal vez porque mata nuestro amor propio. Es pues razonable que, aún sin poseer la fe cristiana, muchos se lamenten del trato desigual, máxime cuando roza o sobrepasa el insulto.

En nuestro país −si contamos con los de nuestro nivel de libertad y cultura− me parece advertir que hay mayor radicalización entre los divergentes, a lo que nada ayuda las miradas al pasado para demonizar a unos u otros. En muchas ocasiones concurre un fuerte olor a revancha. 
He leído estos días una obra de Camilleri, notable escritor italiano que se pasea por un montón de personajes de su patria desde la Guerra Mundial hasta casi nuestros días, desde un Obispo que le sorprende con su inclusión cuando le confiesa para recibir la Confirmación, hasta un André Malraux cuya lectura lo fija comunista de por vida. Asiste a campamentos fascistas y enseguida a reuniones comunistas, frente a la que parece un tanto ingenuo al ver las soñadoras e idealistas doctrinas mostradas −seguramente lo eran− olvidando las purgas, deportaciones y múltiples asesinatos en la Rusia Soviética. Pero hay un ideal que respeto.
Sin embargo, pensaba distanciarme de los que ponen en solfa la Fe e incluso de los que dan la cara por ella, al menos cuando denuncian los malos tratos recibidos a los que aludí anteriormente. Voy a repetir el título para tornar al propósito mío inicial. Además de ser el camino de salvación predicado por Jesús de Nazaret o, mejor dicho, precisamente por serlo, el Cristianismo abarca todas las instancias del hombre, sin que por ello las sofoque ni encorsete. Son muchos los modos de progresar en los campos variados y propios de la actividad humana. 
La Fe no conduce a soluciones unívocas en tantos cultivos que el humano trabajo realiza. No hay una cultura unidireccional cristiana, aunque pueda expresar ideas en consonancia con la de Fe. Nunca una ciencia −sea experimental o racional− es particular de católicos o evangélicos. Tampoco el progreso está cifrado en parámetros fijos a lo largo de la historia, aunque los Derechos del Hombre marquen un rumbo a seguir.
Ha sido y es tan amplia la intervención de cristianos en el avance de la ciencia y la cultura, que no sé por dónde empezar. Desde los primeros pensadores cristianos que conocieron y utilizaron la filosofía griega, hasta los premios Nobel más actuales, incluyendo los que trabajan codo con codo −por ejemplo, en estudios sobre la evolución del universo y del hombre− con científicos no creyentes, sin que suponga dificultad alguna. 
En otro orden de cosas, son legión quienes ejercitan tareas para mejorar lo que Francisco ha denominado las periferias, bien geográficas o existenciales, contornos de necesidad que pueden darse a nuestro lado. O, dando otro salto, podríamos caminar hasta la abolición de la esclavitud, en la que influyeron tantas personas de fe.
Un hombre de nuestro tiempo, amador del mundo y sus realidades hasta la pasión, dirigiéndose a los que deseaban formarse en una mentalidad abierta y universal, hace ya muchos años, les describía estas características: afán recto y sano −nunca frivolidad− de renovar las doctrinas típicas del pensamiento tradicional, en la filosofía y en la interpretación de la historia…; una cuidadosa atención a las orientaciones de la ciencia y del pensamiento contemporáneos; y una actitud positiva y abierta, ante la transformación actual de las estructuras sociales y de las formas de vida (cfr. Surco, 428). El Magisterio de la Iglesia de los últimos cincuenta o sesenta años ha insistido en ideas parecidas, como es lógico, con un desarrollo más amplio. Bastaría recordar a Juan XXIIIPablo VI, etc. Hasta Francisco.
Concluyo con palabras del último Concilio: el principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones sociales es y debe ser la persona humana.
Pablo Cabellos Llorente, en lasprovincias.es. /almudi.org
Juan Ramón Dominguez-Palacios / enlacumbre2028.blogspot.com

lunes, 22 de enero de 2018

Comenzando la restauración de los arcos del campanario de Villamediana

20180122232826-20180122-170839-1.jpg

Con la subvención del gobierno autonómico, conseguida mediante los trámites y compromiso del ayuntamiento, continúa la restauración de la torre parroquial.Confío que pronto pueda recuperar su primitivo esplendor y podamos disfrutar de la belleza de  este campanario y torre parroquial.

Let's block ads! (Why?)

Acerca de

foto autor

En esta página trato de exprear lo que pienso, lo que aspiro a lograr y también mis mejores recuerdos, los paisajes y personas que añoro y mis deseos de crecimiento y amistad. Está abierta a todos los que aspiran al crecimiento personal y a la mejora del mundo

Let's block ads! (Why?)

La liturgia diaria meditada - Éstos son mi madre y mis hermanos: quien cumpla la voluntad de Dios (Mc 3, 31-35) 23/01




Martes 23 de Enero de 2018
De la feria
Verde.

Martirologio Romano: En la ciudad de Toledo, en la Hispania Tarraconensis (hoy España), san Ildefonso, que fue monje y rector de su cenobio, y después elegido obispo. Autor fecundo de libros y de textos litúrgicos, se distinguió por su gran devoción hacia la santísima Virgen María, Madre de Dios (+667 dC).

Antífona de entrada         Sal 95, 1.6
Canten al Señor un canto nuevo, cante al Señor toda la tierra. En su presencia hay esplendor y majestad, en su santuario, poder y hermosura.

Oración colecta    
Dios todopoderoso y eterno, ordena nuestra vida según tu voluntad para que, en el nombre de tu Hijo amado, podamos dar con abundancia frutos de buenas obras. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.

Oración sobre las ofrendas       
Recibe con bondad nuestros dones, Señor; y al santificarlos, haz que se conviertan en causa de salvación para nosotros. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Antífona de comunión      Cf. Sal 33, 6
Miren hacia el Señor, y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán.

Oración después de la comunión

Dios todopoderoso, concédenos, a los que somos vivificados por tu gracia, alegrarnos siempre con el don recibido. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Lectura        2Sam 6, 11. 12-15. 17-19
Lectura del segundo libro de Samuel.

El Arca del Señor se había quedado tres meses en casa de Obededóm. Cuando informaron a David: “El Señor ha bendecido a la familia de Obededóm y todos sus bienes a causa del Arca de Dios”, David partió e hizo subir el Arca de Dios desde la casa de Obededóm a la Ciudad de David, con gran alegría. Los que transportaban el Arca del Señor avanzaron seis pasos, y él sacrificó un buey y un ternero cebado. David, que sólo llevaba ceñido un corto manto de lino, iba danzando con todas sus fuerzas delante del Señor. Así, David y toda la casa de Israel subieron el Arca del Señor en medio de aclamaciones y al sonido de trompetas. Luego introdujeron el Arca del Señor y la instalaron en su sitio, en medio de la carpa que David había levantado para ella, y David ofreció holocaustos y sacrificios de comunión delante del Señor. Cuando David terminó de ofrecer el holocausto y los sacrificios de comunión, bendijo al pueblo en nombre del Señor de los ejércitos. Después repartió a todo el pueblo, a toda la multitud de Israel, hombres y mujeres, una hogaza de pan, un pastel de dátiles y uno de pasas de uva por persona. Luego todo el pueblo se fue, cada uno a su casa.

Palabra de Dios.

Comentario
“En el Antiguo Israel, como en otras civilizaciones, no existía diferencia entre canto sagrado y canto profano. En una sociedad religiosa toda canción, toda poesía, celebra la presencia de Dios en la vida: los ciclos de la naturaleza, los acontecimientos biológicos (nacimientos, etc.), los sucesos políticos y sociales, en todo está presente Dios. Tampoco existía la diferencia entre música popular y música ‘culta’ o ‘clásica’” .


Sal 23, 7-10
R. El Señor es el Rey de la gloria.

¡Puertas, levanten sus dinteles, levántense, puertas eternas, para que entre el Rey de la gloria! R.

¿Y quién es ese Rey de la gloria? Es el Señor, el fuerte, el poderoso, el Señor poderoso en los combates. R.

¡Puertas, levanten sus dinteles, levántense, puertas eternas, para que entre el Rey de la gloria! R.

¿Y quién es ese Rey de la gloria? El Rey de la gloria es el Señor de los ejércitos. R.

Aleluya        Cf. Mt 11, 25
Aleluya. Te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluya.

Evangelio     Mc 3, 31-35
Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Llegaron la madre y los hermanos de Jesús y, quedándose afuera, lo mandaron llamar. La multitud estaba sentada alrededor de él, y le dijeron: “Tu madre y tus hermanos te buscan ahí afuera”. Él les respondió: “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?”. Y dirigiendo su mirada sobre los que estaban sentados alrededor de él, dijo: “Estos son mi madre y mis hermanos. Porque el que hace la voluntad de Dios, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre”.

Palabra del Señor.

Comentario

Jesús no desestima sus relaciones familiares sanguíneas. Al contrario, le da un nuevo significado al considerar que la familia es el espacio sagrado en el cual él se hace parte de ella. Desde ahora, todos somos familia de Jesús.


Oración introductoria 
Señor, vengo ante Ti en este momento de oración buscando tener un momento a solas contigo, en silencio. Te consagro todos mis pensamientos, palabras y obras. Concédeme vivir con la ilusión de cumplir hoy, en todo, tu voluntad. 

Petición 
Padre mío, aumenta mi fe, mi esperanza y mi caridad para que renueve minuto a minuto mi opción por Ti. 

Meditación  

Hoy contemplamos a Jesús —en una escena muy concreta y, a la vez, comprometedora— rodeado por una multitud de gente del pueblo. Los familiares más próximos de Jesús han llegado desde Nazaret a Cafarnaum. Pero en vista de la cantidad de gente, permanecen fuera y lo mandan llamar. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan» (Mc 3,31).

En la respuesta de Jesús, como veremos, no hay ningún motivo de rechazo hacia sus familiares. Jesús se había alejado de ellos para seguir la llamada divina y muestra ahora que también internamente ha renunciado a ellos: no por frialdad de sentimientos o por menosprecio de los vínculos familiares, sino porque pertenece completamente a Dios Padre. Jesucristo ha realizado personalmente en Él mismo aquello que justamente pide a sus discípulos.

En lugar de su familia de la tierra, Jesús ha escogido una familia espiritual. Echa una mirada sobre los hombres sentados a su alrededor y les dice: «Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre» (Mc 3,34-35). San Marcos, en otros lugares de su Evangelio, refiere otras de esas miradas de Jesús a su alrededor.

¿Es que Jesús nos quiere decir que sólo son sus parientes los que escuchan con atención su palabra? ¡No! No son sus parientes aquellos que escuchan su palabra, sino aquellos que escuchan y cumplen la voluntad de Dios: éstos son su hermano, su hermana, su madre.

¿Y quién cumplió mejor en esta tierra esa Voluntad de Dios sino María? Su Madre, Ella, la Siempre Fiel. Por eso la puso de modelo. Todo aquel que llegue a cumplir los deseos de su Padre podrá asemejarse a aquella Dulce Madre, Fidelísima a quien se le confiaron tesoros tan grandes. Y así como una vez fue presentada en el Templo para consagrarla totalmente al Señor ahora Ella, de labios de su Hijo, fue confirmada en su ofrenda total ante el Padre celestial, porque sólo Ella ha logrado vivir consagrada plenamente a los deseos del Señor. 

Benditos aquellos que son llamados Hijos de Dios. Pero lo mejor de todo es que cada uno de nosotros, católicos bautizados, también somos hijos predilectos de Dios. Basta con cumplir su voluntad en todo momento. 

Ahora, siempre hay que tomar las palabras de Jesús como verdaderas, de otra forma, nuestra fe no valdría de nada. Y si Cristo dice que quien cumple la voluntad de Dios es su hermano, su hermana y su madre, ¡Yo quiero ser hermano de Jesús! Es cuestión de pensar un momento: ¡Tener a Dios como hermano!... 

Lo que Jesús hace es una exhortación a aquellos que se encuentran allí sentados —y a todos— a entrar en comunión con Él mediante el cumplimiento de la voluntad divina. Pero, a la vez, vemos en sus palabras una alabanza a su madre, Maria, la siempre bienaventurada por haber creído.

Propósito 
Pedir luz y fuerza al Espíritu Santo para conocer y cumplir la voluntad de Dios en mi vida. 

Diálogo con Cristo 
Gracias, Jesús, por considerarme como tu hermano, como tu madre, pidiendo simplemente que te ame por encima de todo. Que ponga tu voluntad en primer lugar, porque ésta debe ser siempre mi norma suprema, por encima del ambiente, de las costumbres del mundo, de mis caprichos… Abrazar todo lo que me ayude a cumplir tu voluntad y rechazar lo que me estorbe para seguirla, ése es el camino de la santidad. Señor, dame la gracia de convencerme de que no hay vida más fecunda y hermosa que la que se gasta cumpliendo con tu voluntad santísima. 

Let's block ads! (Why?)

Santo de hoy - Ildefonso, Santo Arzobispo de Toledo (+667 dC) - 23/01




Martirologio Romano: En la ciudad de Toledo, en la Hispania Tarraconensis (hoy España), san Ildefonso, que fue monje y rector de su cenobio, y después elegido obispo. Autor fecundo de libros y de textos litúrgicos, se distinguió por su gran devoción hacia la santísima Virgen María, Madre de Dios (+667 dC).

San Ildefonso de Toledo (Toledo, 607 - 667) fue arzobispo de Toledo del año 657 al 667 y es uno de los Padres de la Iglesia.

Nacido en el 607, durante el reinado de Witerico en Toledo, de estirpe germánica, era miembro de una de las distintas familias regias visigodas. Fue sobrino del obispo de Toledo San Eugenio III, quien comenzó su educación. Por el estilo de sus escritos se deduce que recibió una brillante formación literaria. Según su propio testimonio fue ordenado de diácono (ca. 632-633) por Eladio, obispo de Toledo. En un pasaje interpolado del Elogium, se dice que siendo aún muy niño, ingresó en el Monasterio de Agali o agaliense, en los arrabales de Toledo, contra la voluntad de sus padres. Más adelanté se afirma que «se deleitaba con la vida de los monjes».

Estando ya en el monasterio, funda un convento de religiosas dotándolo con los bienes que hereda, y en fecha desconocida (650?), es elegido abad. Firma entre los abades en los Concilios VIII y IX de Toledo, no encontrándose su firma, en cambio, en el X (656). Muerto el obispo Eugenio III es elegido obispo de Toledo el año 657, y según el Elogium obligado a ocupar su sede por el rey Recesvinto. En la correspondencia mantenida con Quirico, obispo de Barcelona, se lamenta de las dificultades de su época. A ellas atribuye el Elogium que dejase incompletos algunos escritos. Muere el 667, siendo sepultado en la iglesia de Santa Leocadia de Toledo, y posteriormente trasladado a Zamora.

La noche del 18 de diciembre del 665 San Ildefonso junto con sus clérigos y algunos otros, fueron a la iglesia, para cantar himnos en honor a la Virgen María. Encontraron la capilla brillando con una luz tan deslumbrante, que sintieron temor. Todos huyeron excepto Ildefonso y sus dos diáconos. Estos entraron y se acercaron al altar. Ante ellos se encontraba la Virgen María, sentada en la silla del obispo, rodeada por una compañía de vírgenes entonando cantos celestiales. María al ir hizo una seña con la cabeza para que se acercara. Habiendo obedecido, ella fijó sus ojos sobre él y dijo: "Tu eres mi capellán y fiel notario. Recibe esta casulla la cual mi Hijo te envía de su tesorería." Habiendo dicho esto, la Virgen misma lo invistió, dándole las instrucciones de usarla solamente en los días festivos designados en su honor.

Esta aparición y la casulla fueron pruebas tan claras, que el concilio de Toledo ordenó un día de fiesta especial para perpetuar su memoria. El evento aparece documentado en el Acta Sanctorum como El Descendimiento de la Santísima Virgen y de su Aparición. La importancia que adquiere este hecho milagroso sucedido en plena Hispania Ghotorum y transmitido ininterrumpidamente a lo largo de los siglos ha sido muy grande para Toledo y su catedral. Los árabes, durante la dominación musulmana, al convertirse la Basílica cristiana en Mezquita respetaron escrupulosamente este lugar y la piedra allí situada por tratarse de un espacio sagrado relacionado con la Virgen María a quien se venera en el Corán. Esta circunstancia permite afirmar que el milagro era conocido antes de la invasión musulmana y que no se trata de una de las muchas historias piadosas medievales que brotaron de la fantasía popular. En la catedral los peregrinos pueden aún venerar la piedra en que la Virgen Santísima puso sus pies cuando se le apareció a San Ildefonso.



Su fiesta se celebra el 23 de enero. Es patrón de la ciudad de Toledo y de Herreruela de Oropesa, en la misma provincia, donde sus fiestas se celebran cada año con bastante fervor. La celebración está documentada en esta población desde el siglo XVII. En la localidad de Olula del Río (Almería) es patrón, junto a San Sebastián, donde se celebra la noche del 22 de enero una tradicional fiesta de fuego, encendiéndose multitud de hogueras y el lanzamiento de miles de carretillas (cohetes borrachos sin detonante); el día 23 de enero se saca en procesión, procediendo los habitantes a lanzamiento de roscos de pan al paso del santo desde los balcones, ventanas y azoteas, durante la procesión. También es el santo patrón de la ciudad de Mairena del Aljarafe en la provincia de Sevilla y de la Villa de Peligros (Granada) lugar que repoblado por toledanos; asimismo es Patrón de Zamora en cuya iglesia de San Pedro y San Ildefonso reposan sus restos, donde son custodiados por la Real Cofradía de Caballeros Cubicularios de Zamora.También es patrono de la villa de Camponaraya en la provincia de León.

Let's block ads! (Why?)

Oficio de Lectura - ¿Como pagaremos al Señor todo el bien que nos ha hecho? - san Basilio Magno, obispo de Cesarea (+ 379 dC)



OFICIO DE LECTURA - MARTES DE LA SEMANA III - TIEMPO ORDINARIO
De la Feria. Salterio III. 28 de enero

SEGUNDA LECTURA

De la Regla monástica mayor de san Basilio Magno, obispo
(Respuesta 2, 2.4: PG 31, 914-915)

¿CÓMO PAGAREMOS AL SEÑOR TODO EL BIEN QUE NOS HA HECHO?

    ¿Qué lenguaje será capaz de explicar adecuadamente los dones de Dios? Son tantos que no pueden contarse, y son tan grandes y de tal calidad que uno solo de ellos merece toda nuestra gratitud.
    Pero hay uno al que por fuerza tenemos que referirnos, pues nadie que esté en su sano juicio dejará de hablar de él, aunque se trate en realidad del más inefable de los beneficios divinos; es el siguiente: Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, lo honró con el conocimiento de sí mismo, lo dotó de razón, por encima de los demás seres vivos, le otorgó poder gozar de la increíble belleza del paraíso y lo constituyó, finalmente, rey de toda la creación. Después, aunque el hombre cayó en el pecado, engañado por la serpiente, y, por el pecado, en la muerte y en las miserias que acompañan al pecado, a pesar de ello, Dios no lo abandonó; al contrario, le dio primero la ley para que le sirviese de ayuda, lo puso bajo la custodia y vigilancia de los ángeles, le envió a los profetas para que le echasen en cara sus pecados y le mostrasen el camino del bien, reprimió mediante amenazas sus tendencias al mal y estimuló con promesas su esfuerzo hacia el bien, manifestando en varias ocasiones por anticipado, con el ejemplo concreto de diversas personas, cual sea el término reservado al bien y al mal. Y aunque nosotros, después de todo esto, perseveramos en nuestra contumacia, no por ello se apartó de nosotros.
    La bondad del Señor no nos dejó abandonados y, aunque nuestra insensatez nos llevó a despreciar sus honores, no se extinguió su amor por nosotros, a pesar de habernos mostrado rebeldes para con nuestro bienhechor; por el contrario, fuimos rescatados de la muerte y restituidos a la vida por el mismo nuestro Señor Jesucristo; y la manera como lo hizo es lo que más excita nuestra admiración. En efecto, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios, al contrario, se anonadó a sí mismo, y tomó la condición de esclavo.
    Más aún, soportó nuestros sufrimientos y aguantó nuestros dolores, fue herido por nuestras rebeldías, por sus llagas hemos sido curados; además, nos redimió de la maldición, haciéndose maldición por nosotros, y sufrió la muerte más ignominiosa para llevarnos a una vida gloriosa. Y no se contentó con volver a dar vida a los que estaban muertos, sino que los hizo también partícipes de su divinidad y les preparó un descanso eterno y una felicidad que supera toda imaginación humana.
    ¿Cómo pagaremos, pues, al Señor todo el bien que nos ha hecho? Es tan bueno que la única paga que exige es que lo amemos por todo lo que nos ha dado. Y cuando pienso en todo esto -voy a deciros lo que siento- me horrorizo de pensar en el peligro de que alguna vez, por falta de consideración o por estar absorto en cosas vanas, me olvide del amor de Dios y sea para Cristo causa de vergüenza y oprobio.

Responsorio     Sal 102, 2. 4; Ga 2, 20

R.</span> Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides sus beneficios. * El rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura.
V. Me amó hasta entregarse por mí.
R. Él rescata tu vida de la fosa y te colma de gracia y de ternura.

Oración

Dios todopoderoso y eterno, dirige nuestras acciones según tu voluntad, para que, invocando el nombre de tu Hijo, abundemos en buenas obras. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.</span>




Let's block ads! (Why?)

Peliculas